Derechos y Obligaciones de las Enfermeras en México


enfermera-2[1].jpg


"La función única de la enfermera/o es, asistir al individuo sano o enfermo en la realización de aquellas actividades que contribuyan a su salud o recuperación o a morir en paz, que hubiere realizado sin ayuda, si hubiese tenido la fuerza, el deseo o el conocimiento necesarios"
-Virginia Henderson

Se investigarán cuales son los derechos y obligaciones de las enfermeras y enfermeros en México , se conocerán mas a fondo y se tratará de entender su valor e importancia en el desempeño de la profesión.

La investigación se realizara a partir del mes en curso, durante un lapso aproximado de 5 meses, el cual con frecuencia sera complementada con aportaciones de calidad, para que en el tiempo establecido se concluya de manera exitosa la investigación. En caso de que no se cumpla con el tiempo establecido se dará a demostrar la falta de interés del trabajo, por lo tanto el grupo se compromete a dar aportaciones en el semestre que nos rige.

Dicha investigación se realiza en Tijuana, B.C, en nuestros respectivos hogares, en la institución educativa, en centros especializados y en bibliotecas donde podemos tomar mas información y enriquecernos.

Con el presente ensayo se pretende instruir a todos los enfermeros y enfermeras Mexicanos a que conozcan cabalmente sus derechos y obligaciones como trabajadores, permitiendoles realizar correctamente su trabajo. Así comprenderán lo que implica su profesión y se verán obligados a cumplir con con sus deberes, pero también conocerán sus derechos y sabrán defenderse en caso de que la empresa o algún patrono trate de abusar en cualquier forma de sus derechos, garantizando así el buen ambiente de trabajo y la excelente atención del enfermero o enfermera.


Se pretende llevar a cabo una investigación completa y para ello es necesario una serie de entrevistas que ameritan mucho trato con personas, es necesario contar con la participación de profesionales y por lo tanto tenemos que hacer nuestras indagaciones de la manera mas respetuosa y profesional posible, sin faltar al respeto ni integridad de las personas en ningún momento, tenemos que hacer notar nuestros valores como humanos y estudiantes, porque es desde ahora que estos valores tienen que empezar a notarse.

INFORMACIÓN NUEVA



Julia Maricela Torres Esperón y América Pérez Sánchez, del ministerio de salud pública, realizo un estudio descriptivo con carácter retrospectivo para analizar cómo se manifiestan los aspectos éticos-sociales en los diagnósticos de enfermería y su influencia para el desarrollo de la profesión, se observo en los antecedentes históricos la preocupación por buscar un marco conceptual propio para enfermería como profesión y también que su repercusión ético-social está dada porque permite individualizar el cuidado y cumplir con los principios de la autonomía, beneficencia, no maleficencia y justicia.[1]
Taka Oguisso analizo en su artículo sobre reflexiones sobre ética y enfermería en América Latina las modificaciones ocurridas en la práctica de enfermería y sus causas históricas considerando los parámetros éticos de la atención a la salud, no solo del individuo aislado, sino del sujeto social y de los grupos comunitarios.[2]
Irene Acevedo Pérez en su artículo de ciencia y enfermería, aspectos éticos en la investigación científica muestra las diferentes códigos, declaraciones y normas que se han dictado en el mundo para la protección de los seres humanos sometidos a experimentación científica, analizando el tema a la luz de los principios éticos y la situación actual.[3]
María Antonia Fernández Lamelas, en el articulo el respeto a la intimidad muestra cómo es que cuando se presenta la atención al paciente se deben revelar cosas personales de su vida, que en un ámbito normal tan solo quedarían reservados a relaciones familiares. Estos datos importantes se encuentran protegidos por la ley Orgánica de protección de datos. Como discreción es algo muy importante, todo el personal de salud debe tenerlo completamente presente.[4]
Antonia Regina Ferreira Furegato y Maria Cecilia Morais Scatena que atendiendo a la actual necesidad de humanizar la asistencia de enfermería, se enseña la relación interpersonal enfermero/paciente con base en el referencial teórico humanista. Cada reunión funciona como un laboratorio profundizando los conocimientos cognitivos, viscerales y afectivos, en relación al contenido, a la técnica y los sentimientos en cada experiencia vivida, se utilizó un cuestionario para evaluar los reflejos del aprendizaje en el que se evidencian los beneficios en la asistencia, en nuevas estrategias de enseñanza y de investigaciones. [5]


Es de vital importancia conocer y adquirir el compromiso de observar la normas legales y éticas para regular el comportamiento, basándose en los deberes que los profesionales asumen al aceptar como suyo un código de ética, con responsabilidad personal, conciencia y voluntad, teniendo como respaldo los fundamentos técnicos, científicos, humanísticos, que permitan desempeñar su ejercicio con caridad y libre de riesgos, un código que inspire respeto a la vida, salud, muerte, dignidad, al medio donde se realizan las actividad y a las creencias de los demás.
Los derechos y obligaciones fueron creados por la misma necesidad que adopta diversas posiciones que van desde una protección absoluta hasta la queja del ofendido, se constituye en un imperativo para fortalecer el comportamiento ético de los profesionales de la salud y con ello continuar contribuyendo a mejorar la calidad de los servicios. La Comisión Interinstitucional de enfermería, en su carácter propositivo e integrados de todos los esfuerzos que desarrollan los diferentes grupos de la enfermería en el ámbito nacional, presentan su conocimiento y en su caso aceptación y cumplimiento por la comunidad de enfermería.
La obligación de hacer el bien y evitar el mal en la práctica, regida en no transgredir los derechos humanos fundamentales de la persona, buscando el mayor bien para la totalidad individual y social pretendiendo la satisfacción de las necesidades básicas de la persona en su orden biológico, espiritual, afectivo, biológico traduciéndolo en un excelente trato humano.Cualquier que sea la profesión, no puede ejercerse sino con ética. Esto lo impone no solo la sociedad a la cual el profesional se debe, sino que como ser humano, ha de aspirar a sentir la satisfaccióndel deber cumplido, en la busqueda del bien por el camino correcto, en ese camino , las enfermeras también han labrado su espacio, ejemplo de ello es el Código para las Enfermeras.[1]
El tomar una correcta decisión ética está basada principalmente en los conocimientos empíricos, la influencia en la cultura, la religión, la moral y la educación siempre teniendo el raciocinio moral para reconocer y determinar lo que está bien o mal de acuerdo a nuestros valores, ya sean personales , culturales o profesionales. Cabe enfatizar que el enfermero debe estar siempre preparado para defender y proteger los derechos del paciente asumiendo las responsabilidades legales y profesionales así como cooperar participando con los demás participantes del equipo de salud siempre trabajando en equipo para darle la mejor atención al paciente con calidad.[2]
Dentro del código deontológico se encierran un conjunto de deberes, derechos, normas y éticas morales que debe reconocer el profesional de enfermería, tal como la relación con el individuo, con el ejercicio de la profesión, con la sociedad, colegas e institución. La enfermeria ya como profesion tiene que estar enfocada en un trato digo a la persona, primordialmente prestar atension a siertos aspectos de mayor importancia para esto como seria, la asistencia centrada en la persona, observar mejor a las personas, pase a asumir una postura comprensiva con los pacientes, buscar dialogar con los paciente3s y empleados no dando ordenes autoritariamente y porsupuesto mayor senisbilidad para mirar al paciente. [5] Dentro de la relación con el individuo debe fundamentarse en el respeto a la dignidad humana tratando al paciente de forma holística, implícito con el fomento y la preservación de la salud a través de acciones tendientes a satisfacer las exigencias sanitarias y sociales de la comunidad asumiendo las funciones de sus juicios, actuaciones permanentemente actualizándose mediante la asistencia a jornadas, talleres, congresos y cursos. Así mismo debe actuar equilibradamente conservando los principios éticos y morales en la relación con sus colegas, con el gran fin de preservar los bienes de la institución administrando, controlando y supervisando los insumos de las privilegiosas instituciones.
La Aplicacion de los principios de beneficiencia, autonomia, justicia y no maleficiencia, basado en el fundamento de que el ser humano posee la capacidad de darse a si mismo su actuar como persona, centrando a la capacidad de tener la libertad a elegir, conociendo los riesgos y los beneficios. Es necesario mencionar a Kant el cual seniala que el hombre es persona por la capacidad que tiene de darse a "si mismo el imperativo categorico de la ley moral".
Faden y Beachamp senialan que un acto elegido autonomicamente que se deben cumplir con tres condiciones: [3]
  • Ausencia de Control Externo
  • Intencionalidad
  • Conocimiento




La discreción se ha considerado desde siempre una cualidad esencial de los profesionales sanitarios y así se ha recogido en los diferentes códigos que regulan nuestra profesión. De este modo los argumentos en defensa del valor de la intimidad se basan en el reconocimiento del valor de la persona, su dignidad, su unicidad y su autonomía. De este modo, la intimidad es definida como una zona espiritual íntima y reservada de una persona o de un grupo, especialmente en una familia; pero no se debe de confundir con privacidad, ya que esta es lo que se ejecuta a la vista de pocos, familiar y domésticamente, sin formalidad ni ceremonia alguna. Por lo tanto el concepto de vida privada es muy amplio, genérico y engloba a todo aquello que no es o que no se quiere que sea del normal conocimiento; todo individuo protege con fuerza este núcleo al que llamamos: Intimidad. El secreto profesional es parte muy importante del personal de salud, por lo tanto el tomarlo en cuenta nos lleva a una atención correcta del paciente y se le da su completa privacidad respetando sus derechos.[4]



El artículo 9 establece que son derechos profesionales y auxiliares de la enfermería:
  1. Ejercer su profesión o actividades de conformidad con lo establecido por la presente ley y su reglamentación.
  2. Asumir responsabilidades acordes con la capacitación recibida, en las condiciones que determine la reglamentación.
  3. Negarse a realizar o colaborar en la ejecución de prácticas que entrenen conflicto con sus convicciones religiosas, morales o éticas, siempre que de ello no resulte un daño inmediato o mediato en el paciente sometido a esa práctica.
  4. Contar, cuando ejerzan su profesión bajo relación de dependencia laboral o en función pública, con adecuadas garantías que aseguren y faciliten el cabal cumplimiento de la obligación y actualización permanente a que se refiere.
Son también Obligaciones de los Profesionales:
  1. Respetar en todas las acciones de dignidad de la persona humana, sin distinción de ninguna naturaleza.
  2. Respetar en las personas el derecho a la vida y a su integridad desde la concepción hasta la muerte.
  3. Prestar la colaboración que le sea requerida por las autoridades sanitarias en caso de epidemias, desastres u otras emergencias, ejercer las actividades de la enfermería dentro de los límites de competencia determinados por esta ley y su reglamentación.
  4. Mantener la identidad profesional mediante la actualización permanente, a conformidad con lo que al respeto determine la reglamentación.
  5. Mantener el servicio profesional con sujeción a lo establecido para la regulación vigente en la materia.

Articulo II:
Les está prohibido a los profesionales y auxiliares de la enfermería:
  1. A. Someter a las personas a procedimientos o técnicas que entrañen peligro para la salud Particularmente les está prohibido a los profesionales enfermeros actuar bajo relación de dependencia técnica o profesional de quienes solo estén habilitados para ejercer la enfermería en el nivel auxiliar.[6]
Con lo anterior citado podemos darnos cuenta que la profesión de enfermería implica tanto derechos, como obligaciones, tanto con nuestros colegas, hospital, pacientes y nosotros mismos. Comprendiendo con gran claridad y énfasis los aspectos que el profesional de enfermería se rije para poder establecer límites, beneficios, aptitudes y conciencia. Tales códigos nos darán el conocimiento apto y necesario para poder aplicarlo bien a la práctica.


Los profesionales deben aceptar un código de ética que tenga como respaldo los fundamentos étnicos, científicos, humanísticos que inspiren respeto a la vida, salud, muerte y dignidad. Los derechos y obligaciones fueron creados por la necesidad de una mejor atención al paciente y contribuir a la mejora de la calidad de los servicios. Por lo tanto, la necesidad de hacer el bien y no el mal es para satisfacer la necesidad básica de la persona en su orden biológico, espiritual, afectivo, biológico traduciéndolo en un excelente trato humano.
Para tomar la decisión correcta se debe de basar en los conocimientos empíricos, la influencia en la cultura, la religión, la moral y la educación, teniendo en cuenta el raciocinio moral para reconocer y determinar lo que está bien o mal. Por tanto, cabe enfatizar que el enfermero debe estar siempre preparado para defender los derechos de los pacientes asumiendo las responsabilidades legales y profesionales para dar la mejor atención de calidad.
La enfermería tiene que estar enfocada en un trato digno a la persona, centrada en ella y observándolas con una postura compresiva. Debe de fundamentarse el respeto a la dignidad humana tratado al paciente de forma holística, implícito con el fomento y la preservación de la salud a través de acciones tendientes a satisfacer sus exigencias.
Así mismo la privacidad es una parte esencial del trabajo de enfermería que se debe de tomar muy en cuenta con todos los pacientes, ya que su intimidad le es revelada al personal de enfermería, se debe ser muy discreto y cuidar su núcleo de privacidad y cumplir el secreto profesional.
Más que todo, es importante recordar que el camino para avanzar la profesión se encuentra en la investigación sobre el quehacer de enfermería en la búsqueda de la excelencia de la ciencia en enfermería y en la ciencia de la práctica de enfermería siguiendo siempre los principios de la ética profesional y respetando los derechos del paciente.

Debe ser una obligacion moral el capacitarse en esta area del conocimiento cientifico, al integrar estos comites,y el programar investigaciones con mas fuerza, crear documentos de consentimiento informado para diferentes procedimientos o tecnicas, crear instrumentos de evaluacion y de seguimiento de protocolos, compartir su saber a traves de publicacion de los resultados obtenidos. La investigacion cientifica debe ir caminando a la par con el avance de nuestra disciplina, ya que sera fundamental su realizacion y uno de los tantos roles que ejerce dia a dia el profesional de Enfermeria. [3]


Glosario
Transgredir: quebrantar, violar un precepto, una ley o un estatuto.
Colega: Compañero en un colegio. Iglesia, corporación o ejercicio.
Holística: Es la idea de que todas las propiedades de un sistema dado, no pueden ser determinados o explicados por partes que lo componen.
Convicción: Seguridad que tiene una persona de la verdad o certeza de lo que piensa o siente.
Idoneidad: Adecuación que existe entre las características de una persona o cosa y la función, la actividad o el trabajo que debe desempeñar.
Sujeción: Acción de agarrar con fuerza una persona o una cosa de manera que no se mueva, ni se caiga o se escape.
Epidemias: Enfermedad infecciosa que ataca a una gran numero de personas del mismo lugar y durante un mismo periodo de tiempo.
Privativas: Que es propio o peculiar de una persona o una cosa.
Infectocontagiosas: Se aplica a la enfermedad contagiosa que se trasmite con facilidad.
Inhabilitante: Declaración alguna persona inhábil o incapaz de obtener o ejercer cargos públicos, o de ejercitar derechos civiles o políticos.










Bibliografía

1.-Esperon, J.S.(2002). Bus. Recuperado el 15 de septiembre del 2011, de: http://bussld.cu/revistas/spu/vol28_3_02/spu08302.htm

2-Oguisso, T. (2005). Scielo. Recuperado el 22 de octubre del 2011, de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=51132-
3. -Acevedo, I. (2002). Scielo. Recuperado el 23 de octubre del 2011, de: http://www.scielo.el/scielo.php?pid=50717-9553200200100003&script=sci_arttext

[4] -Fernandez, M., Alvarez, T., Ramiro, J., Martinez, S. (2008). Redalyc. Recuperado el 21 de octubre del 2011, de: http://redalyc.uaemex.mx/pdf/875/87506504.pdf


[5] Ferreira, R., Morais, C. (2005). AMAD. Recuperado el 23 de 10 de 2011, de http://redalyc.uaemex.mx/pdf/803/80310102.pdf

-Arrollo, G. (2010). IMSS. Recuperado el 15 de septiembre del 2011, de: http://www.imss.gob.mx/NR/rdonlyres/A2B23832-fc5f-4A1A-AA96-174FF46C22/0/1-1734.pdf
-Guillen, R. (2001). Monografias. Recuperado el 15 de septiembre del 2011, de: http://www.monografias.com/trabajos21/etica-enfermeria/etica-enfermeria.shtml#aspect
-Jasso, M. (1994). Conamed. Recuperado el 15 de septiembre del 2011, de: http://www.conamed.gob.mx/prof_salud/pdf/codigo_enfermeras.pdf
[6] -S/A. (1991). Colmed5. Recuperado el 15 de septiembre del 2011, de: http://www.colmed5.org.ar/Reglamentos/enfermeria.htm
12962006000100011&script=sci_arttext



=
Claudia Mora

http://bvs.sld.cu/revistas/spu/vol28_3_02/spu08302.htm


Ministerio de Salud Pública.

Escuela Nacional de Salud Pública
Aspectos éticos-sociales en los diagnósticos de enfermería y su influencia para la profesión
**Julia Maricela Torres Esperón**1 **y América Pérez Sánchez**2
RESUMEN
Se realizó un estudio descriptivo con carácter retrospectivo para analizar cómo se manifiestan los aspectos éticos-sociales en los diagnósticos de enfermería y su influencia para el desarrollo de la profesión. Se observó en los antecedentes históricos la preocupación por buscar un marco conceptual propio para enfermería como profesión y también que su repercusión ético-social está dada porque permite individualizar el cuidado y cumplir con los principios de la autonomía, la beneficencia, no maleficencia y la justicia. Por lo que el desarrollo de la profesión con una visión ética, holística y humanista depende en gran medida de que los cuidados se brinden a partir de los diagnósticos de enfermería.
DeCS: DIAGNOSTICO DE ENFERMERIA, CUIDADOS BASICOS DE ENFERMERIA. ETICA DE ENFERMERIA
La enfermería es una de las profesiones de asistencia en el campo de la salud, cuya práctica posee una tradición larga y honorable de servicios a la Humanidad.
Puede decirse que las enfermeras han representado la esencia del sistema de atención sanitaria y Diers en 1981 escribió: La enfermería es un trabajo sumamente complicado, ya que incluye la posesión de conocimientos técnicos, una gran cantidad de conocimientos formales, capacidad de comunicación, complicidad emocional y otras muchas cualidades. Por lo que se considera también como un complejo proceso de pensamiento que lleva del conocimiento a la técnica, de la percepción a la acción, de la decisión al tacto y de la observación al diagnóstico.1 Este proceso de cuidados de enfermería, constituye el núcleo del trabajo de la profesión donde los principios éticos se deben ir aplicando para hacer la práctica lo más ideal posible.
Se observa en la actualidad que la profesión se ha ido transformando, a causa de las necesidades variables de las sociedades y con ello, los cambios en el pensamiento social, que ha llevado a la transformación de enfoques, de un sistema de cuidados orientado principalmente a enfermedades, hacia otro que
resalta su prevención y la promoción de la salud, así como la tendencia a alejar los servicios de las instituciones, y acercarlos hacia las comunidades.
Estos cambios, han tenido y aún provocan un efecto profundo en la práctica de enfermería. Los profesionales de este campo estamos desafiados a asumir nuevos papeles, trabajar en ambientes asistenciales diferentes, aceptar responsabilidades cada vez mayores y trabajar cada día más como parte de equipos multidisciplinarios, fortalecimiento de la participación equitativa y proactiva de la enfermería, promoviendo el respeto a la profesionalidad, la dignidad, los derechos y los valores de todos los miembros del equipo.
Por su parte el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) ha señalado que la responsabilidad fundamental de la enfermera es cuádruple: promover la salud, evitar enfermedades, restablecer la salud y aliviar el sufrimiento.2
Este supuesto nos indica que al llevar a cabo sus actividades, las/os enfermeras/os ayudan a personas, familias y comunidades a fomentar la salud, a prevenir enfermedades, a satisfacer las necesidades cuando están enfermos y a la recuperación de su salud, además, los apoyan en caso de enfermedades incurables.
Esta serie de actividades se reflejan muy bien en la definición de Virginia Herdenson ( reconocida como una de las teóricas de la enfermería), en 1961, cuando dice: la enfermería es la asistencia al individuo enfermo o sano en la ejecución de aquellas actividades que favorecen su salud o su repercusión, o ayudarlo a tener una muerte en paz, tareas que él podría realizar sin ayuda, si tuviera las energías, fuerza de voluntad o conocimientos necesarios.3
A mi juicio, la enfermería es la profesión de los cuidados y estos pueden variar de un acto sencillo de asear y colocar un vendaje, hasta medidas muy complejas en una unidad de terapia intensiva; cualesquiera que sean estos cuidados tienen un basamento teórico, así como una metodología para realizarlos, a lo que se le ha llamado Proceso de Enfermería.
El término Proceso de Enfermería, indica la serie de etapas que lleva a cabo este profesional al planear y proporcionar los cuidados de enfermería.3 Descrito por varios autores como la aplicación del enfoque de solución de problemas científicos a la práctica de enfermería, que proporciona una estructura lógica en la que puedan justificarse los cuidados de enfermería.1,3,4y5
Este proceso tiene como elementos esenciales el ser planeado, centrado en el paciente, orientado a problemas y dirigido a metas. El término "paciente" se
utiliza para indicar a quien recibe los cuidados y puede ser una persona, una familia o una comunidad. Para su mejor comprensión y aplicación se ha dividido en etapas, las que se llevan lógicamente una después de la otra.
Este se utiliza como base para tomar decisiones sobre las acciones que emprenderá la/el enfermera/o. En su organización, se debe estudiar primero la necesidad de la acción; que incluye la obtención de toda la información pertinente, su análisis y síntesis para plantear los diagnósticos de enfermería, los que constituyen un elemento clave para el logro de los objetivos o metas en función de la satisfacción de las necesidades del paciente, familia o comunidad, pues proporcionan un mecanismo útil para estructurar los conocimientos de enfermería, que ayudan a definir su rol y ámbito particular, y da la oportunidad de identificar las alteraciones en la salud de las personas de una forma sistemática y concisa, a la vez que describe también su situación particular como ser singular 5 y permite organizar y planificar los cuidados de enfermería.
Estos diagnósticos han revolucionado la práctica y la teoría en la enfermería y a su vez, constituyen un reto, pues para su definición y aplicación se han debido desarrollar investigaciones profundas, que abarcan, además de los campos de la profesión, los de la bioquímica, fisiología, farmacia, propedéutica, ética, filosofía, psicología y la sociología, entre otros, los cuales son de gran utilidad para el logro de un lenguaje internacional en la profesión, de ahí que en este trabajo nos proponemos analizar cómo se manifiestan los aspectos éticos-sociales en los diagnósticos de enfermería y su influencia para el desarrollo de la profesión.
El trabajo ha sido organizado por partes comenzando por los antecedentes históricos de los diagnósticos de enfermería, como preámbulo para analizar las dimensiones de enfermería y su relación con ellos, a continuación presentamos la importancia de la ética como ciencia en el análisis de este proceso y las particularidades de los cuidados de enfermería. Por último, se establecen las ventajas de la utilización de los diagnósticos de enfermería en las diferentes áreas de desempeño de la profesión y sus implicaciones éticas.


ÉTICA Y PRESTACIÓN DE CUIDADOS DE ENFERMERÍA


Cualquiera que sea la profesión, no puede ejercerse sino con ética. Esto lo impone no solo la sociedad a la cual el profesional se debe, sino que como ser humano, ha de aspirar a sentir la satisfacción del deber cumplido, en la búsqueda del bien por el camino correcto.8 En ese camino, las enfermeras también han labrado su espacio, ejemplo de ello es el Código para las Enfermeras, que aprobó el CIE, en 1953 y que ratificó en 1973 y 1989, donde estableció que las responsabilidades fundamentales de la enfermera son procurar la salud, prevenir la enfermedad, restaurar la salud perdida y aliviar el sufrimiento.9

Todo el proceso de los diagnósticos de enfermería responde a este código y su concreción ocurre en los cuidados de enfermería, de ahí que sea necesario analizar en este capitulo las actividades de los profesionales de enfermería en la prestación de cuidados y su vinculación con la ética.

Cuando se habla de atención a los pacientes en los cuidados de enfermería, básicamente es ayudarlo a llevar a cabo las actividades que normalmente él haría por sí mismo si fuera capaz. Gran parte de estas acciones se relacionan con la vida diaria del enfermo y la principal preocupación de una enfermera en los cuidados del paciente es ayudarlo a satisfacer las necesidades de oxígeno, agua, alimentación, sueño e higiene, en primera instancia, pues existen otras necesidades psicológicas y sociales que también se deben tener en cuenta para conservar equilibrio psicosomático. De ahí que la atención consista en proporcionar comodidad y apoyo al paciente y sus familiares; y no solo se preocupe por su comodidad física, sino lo ayude a afrontar otros problemas de salud, como el estrés y la ansiedad que le puede generar la enfermedad que padece.1 En todas estas actividades trabaja con el paciente, ayudándole a recuperar su independencia lo más rápido posible y tanto como lo permitan las limitaciones impuestas por la enfermedad.

En este sentido, puede decirse que el cuidado de enfermería es el cuidado de una vida humana, es decir, que se desarrolla en el proceso vital humano, el cual es muy dinámico, donde la comprensión de este proceso implica la complementariedad de saberes y el esclarecer la vida como realidad bionatural, como interacción social, como interacción hombre-naturaleza, por lo que en el cuidado de enfermería debe haber entonces un principio de traducibilidad entre valores, actitudes, acciones y expresiones. Es decir, no solo se debe tener en cuenta el componente tecnológico, y de sus habilidades, sino las actitudes y sentimientos en un nivel ético y humano. Porque es fundamento y posibilidad en la actuación de enfermería el proteger y promover la dignidad y preservar la humanidad, de las personas o grupos de personas que reciben una atención de salud. Lo humano se aprende en la interacción que permite descubrir sus necesidades, teniendo en cuenta sus creencias y valores y el lente interpretativo a través del cual la persona mira al mundo.10



REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. 1. Du Gas BW. Tratado de Enfermería Práctica. 5ta. ed. México, D. F: Nueva Editorial Interamerica; 1998.p.53-54.
  2. 2. ICN, Ethical Concepts Applied to Nursing, 1973. News Release 1975;(6): 4.
  3. 3. Leddy SJ, Mae P. Bases conceptuales de la enfermería profesional. 1ra. ed. Wy. 16 Led, 1984.
  4. 4. Carpenito L. Diagnósticos de Enfermería. Aplicación a la práctica clínica. La Habana: Editorial Científico-Técnica; 1988.p3-21.(Ed. Revolucionaria).
  5. 5. Iyer PW, Taptich BJ. Proceso y Diagnósticos de Enfermería. 3 ed. esp. México. D. F: McGraw-Hill; Interamericana. 1997.p,1-30,186-187.
  6. 6. Carpenito. L. Planes de cuidados y documentación en enfermería. Diagnósticos de enfermería y problemas asociados. 1 ed. esp. Madrid McGraw-Hill; Interamericana. 1994.p,4-17.
  7. 7. Ugalde Apalategui. M. Diagnósticos de Enfermería. Taxonomía NANDA. Traducción, revisión y comentarios. Madrid: Masson; 1994.p,1-13.
  8. 8. Ferreiro C. Consideraciones sobre la ética y perfil profesional. Cuaderno de Bioética. 1998;(2):28.
  9. 9. Código Colombiano de Ética en Enfermería. Capitulo 2. Principios de Ética. 2002. (Disponible en:) http://www.r-e-a-l.org/subredes-condetica-cap02.

10.Hackspiel M. El cuidado de una vida humana. Cuaderno de Bioética.1991;(1):160-163.

  1. 11. Prieto Ramírez. D. La salud como valor social. Cuaderno de Bioética.1999;(1):58-59.

12.Ética y Enfermería. 2010 (Disponible en:) http://usuarios.lycos.es/cepregional3/c_etica_enfermeria.htm.

13.Muñoz González LE Fundamentos de la Enfermería Transcultural. Rev Enferm Invest Desar. 1998; 1(1- 2):5-12.

14.Enciclopedia de la Enfermería. Volumen I. Edición Original. Madrid: Editorial Océano; 1997.p,1-11.

Recibido:25 de noviembre de 2002. Aprobado: 10 de diciembre de 2002.



MsC. Julia Maricela Torres Esperón. Escuela Nacional de Salud Püblica. Ciudad de La Habana, Cuba.

1 **Licenciada en Enfermería. Master en Atención Primaria de Salud. Profesora.**



**2** **Licenciada en Filosofía. Doctora en Ciencias Filosóficas. Profesora Titular.**

marissa

http://www.monografias.com/trabajos21/etica-enfermeria/etica-enfermeria.shtml


ENFERMERÍA

La enfermería tiene la responsabilidad de cuidar la salud de las personas… y tiene que poner a las personas en la mejor forma posible para que la naturaleza pueda actuar sobre ella. (Nightingale, 1.859)

Baldera (1.998) define la enfermería como el conjunto de conocimientos y acciones necesarias para prestar atención de enfermería a las personas que lo requieran, en actividades de promoción de la salud, diagnósticos de enfermería, tratamiento y rehabilitación. Esto propone atención directa, investigación, docencia y administración como funciones generales.

Profesión dinámica, dedicada a mantener el bienestar físico, psicosocial y espiritual de las personas (Ledesma, 1.999)

Enfermería como profesión aplica conocimientos, es práctica, académica, cumple procedimientos basados en principios científicos, posee bases éticas, tiene autonomía y es social.

CARACTERÍSTICAS DE LA PROFESIÓN DE ENFERMERÍA


external image trans.gif

  • Intelectual
  • Práctica
  • Académica
  • Habilidad técnica
  • Bases éticas
  • Autonomía
  • Social

INTELECTUAL

  • Se basa en un conjunto de conocimientos
  • Emplea el métodocientífico en la práctica
  • Utiliza los conocimientos con pensamientoanalítico
  • Crítico y creativo

PRÁCTICA

  • Debe poseer habilidades y destrezas

ACADÉMICA

  • La práctica de le enfermería se caracteriza por la solidez de su formación teórica
  • El personal de enfermería debe especializarse con el fin de mejorar la calidad de atención de los usuarios.

HABILIDAD TÉCNICA

  • La práctica de enfermería se apoya en principios o bases científicas que guían la práctica y a su vez proporciona la base para la legitimidad y autonomía de la profesión.

BASES TEÓRICAS

  • La enfermería se ejerce dentro de un marco ético. Estos valores se señalan en el Código Deontológico de Enfermería.

AUTONOMÍA

  • La enfermería como profesión controla sus propias funciones, posee independencia y responsabilidad de sus actos.

SOCIALES

  • Su principio consiste en ayudar a que las personas conserven su salud
  • Debe ser sensible a las necesidades humanas y tener consciencia de su responsabilidad al contribuir al bienestar de los demás
  • Existe una fuerte motivación o vocación en la elección de la carrera que sugiere un compromiso de la profesión al servicio de la sociedad

El personal de enfermería durante el ejercicio de su profesión, es importante que posea o adquiera la capacidad de:

  • Formar juicios sobre la realidad que la conduzca a actuar con pleno conocimiento
  • Trabajar en equipo inter y multidisciplinario
  • Servir y ayudar a quienes lo requieran
  • Comunicarse cordial y efectivamente con el usuario, colegas y demás miembros del equipo de salud
  • Mostrar seguridad y confianza en sí misma (o)
  • Realizar investigaciones de proyección social
  • Aplicar el sentido y valor de las normas éticas y jurídicas de la profesión
  • Participar con organismos de influencia en el desarrollo de la profesión

CÓDIGO DEONTOLÓGICO DE ENFERMERÍA


external image trans.gif

EL Código Deontológico de Enfermería, encierra un conjunto de deberes, derechos, normas éticas y morales que debe conocer el profesional de Enfermería para aplicarlos en la práctica diaria. En dicho código se reglamenta la relación:

  • La enfermera (o) y el individuo
  • La enfermera (o) y el ejercicio de la profesión
  • La enfermera (o) y la sociedad
  • La enfermera (o) y sus colegas
  • La enfermera (o) y la institución

LA ENFERMERA (O) Y EL INDIVIDUO

  • La relación enfermera (o) – usuario debe fundamentarse en el respeto a la dignidadhumana
  • Debe tratar al usuario de forma holística ( biológica, psicológica y socialmente)

LA ENFERMERA (O) Y EL EJERCICIO DE LA PROFESIÓN

  • Debe cumplir sus funciones con elevado espíritu de responsabilidad
  • Debe mantener el secreto profesional
  • Asumirá la responsabilidad de sus juicios y actuaciones
  • Debe mantenerse permanentemente actualizado mediante la asistencia a: jornadas, talleres, congresos y cursos
  • Debe actuar equilibradamente conservando los principios éticos y morales en la practica

LA ENFERMERA (O) Y LA SOCIEDAD

  • Su máxima defensa es el bienestar social, implícito en el fomento y la preservación de la salud a través de acciones tendientes a satisfacer las exigencias sanitarias y sociales de la comunidad.

LA ENFERMERA (O) Y SUS COLEGAS

  • Las relaciones humanas con sus compañeros deben ser de respeto
  • Debe trabajar en equipo
  • Cuando los cuidados que recibe un usuario son puestos en peligro por un colega, debe tomar la decisión más adecuada y actuar en consecuencia
  • Actuar como defensor (a) del usuario cuando los cuidados de la salud y la seguridad, se ven afectados por la incompetencia y la falta de ética o ilegalidad de la actuación de un colega

LA ENFERMERA (O) Y LA INSTITUCIÓN

  • Debe preservar los bienesde la institución
  • Debe administrar, controlar y supervisar los insumos y bienes de la institución

ÉTICA


Ética proviene del vocablo griego "ethos" que significa carácter, modo de ser.

Estudio sistemático de los problemas fundamentales de la conducta humana. (León, 1.999)

Describe la base sobre la cual las personas, de manera individual o colectiva, deciden que ciertas acciones son correctas o incorrectas, y si es deber de una persona hacer algo, o si tiene el derecho de hacerlo. (Rumbold, 2.000)

La ética estudia las acciones humanas, sus efectos y el valor de dichas acciones. De igual manera determina que es lo correcto y lo incorrecto.

La ética es una ciencia normativa, ya que se ocupa de un ideal, es decir, no con lo que la conducta humana es, sino con lo que debe ser.

CARACTERÍSTICAS

  • Implica acciónde acuerdo con las normas morales
  • Se ocupa del estudio de los problemas teórico – morales
  • Equivale al conocimiento
  • Se basa en un planfilosófico (qué es el bien, qué es la virtud, qué es la felicidad, etc.)
  • Se ocupa de los valores humanos

ÉTICA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA


La ética de enfermería estudia las razones de los comportamientos en la práctica de la profesión, los principios que regulan dichas conductas, las motivaciones, los valores del ejercicio profesional, los cambios y las transformaciones a través del tiempo.

FUENTES DE LA ÉTICA PROFESIONAL DE ENFERMERÍA

Las fuentes de la ética profesional son las normas destinadas exclusivamente para la prestación de servicio a la sociedad, teniendo como base las más elementales normas sociales. Entre ellas tenemos:

  • Normas Jurídicas
  • Normas Morales
  • Normas de Trato Social

NORMAS JURÍDICAS

external image trans.gif

Se basan en el cumplimiento del conjunto de normas o reglas de conducta de carácter obligatorio que regulan las actividades de los individuos en su convivencia social

NORMAS MORALES

La enfermera (o) como profesional debe aceptar la responsabilidad de tomar decisiones y realizar acciones en sociedad, su comportamiento profesional afecta o beneficia a otros miembros de la comunidad, por ello debe ajustarse a las normas de la ética profesional

NORMAS DE TRATO SOCIAL

Las enfermeras (os) deben coordinar sus acciones con otros miembros del equipo de salud en la atención al individuo, cumpliendo las normas establecidas por la sociedad

MORAL


Moral proviene del vocablo latín "mos" o "mores" que significa costumbres en el sentido de las normas o reglas adquiridas por hábitos.

Conjunto de normas que regulan el comportamiento de los seres humanos en sociedad, que son aceptadas en forma libre y consciente por un individuo. (Balderas, 1.998)

Conjunto de todos los deberes del hombre. (León, 1.999)

La moral, es parte de las tradiciones y costumbres del grupo humano, unidos por un interés común.

El comportamiento moral se sujeta a valores y normas establecidas socialmente, es un comportamiento consciente, libre y responde a una necesidad social.

ASPECTOS QUE ESTRUCTURAN LA MORAL


Aspecto fáctico "El Ser" o "Lo Real"

El ser corresponde a los comportamientos en la realidad.

Al ser le son propios los hechos que muestran los comportamientos humanos como una respuesta debida a factores multicausales, en un contexto macroambiental, dinámico, evolutivo y cambiante.
external image enfermera.gif
Aspecto Normativo El Deber Ser"

El deber ser corresponde a las ideas o modelos de comportamiento.

Al deber ser le pertenecen las ideas, normas, costumbres y tradiciones de lo que es aceptado universalmente como conducta o comportamiento moral.

CARACTERÍSTICAS

external image trans.gif

  • Aquellos fenómenos que son estudiados por la ética
  • Incluye el conjunto de los deberes del hombre
  • Se refiere al deber ser
  • El individuo moralmente bueno debe practicar cosas buenas (en forma libre, no por violencia, ni a la fuerza)

LA MORAL EN ENFERMERÍA

La enfermería como profesión, requiere una guía moral para cumplir con el fin primordial de servir al bien común, mejorar la salud de nuestro pueblo y prolongar la vida del hombre.

NORMAS MORALES PARA LAS ENFERMERAS (OS)


Las raíces de la moral de las enfermeras (os) han sido legadas por la sociedad. Dichas normas se relacionan con:

  • La Profesión.

Vocación

Disciplina

  • La atención al usuario

Proteger la individualidad

Proteger al usuario de causas externas que puedan producir enfermedad

Mantener las funciones fisiológicas del usuario en parámetros normales

Colaborar con la rehabilitación del usuario y su incorporación a la comunidad

LA PROFESIÓN

external image trans.gif

  • VOCACIÓN: la enfermera (o) debe tener capacidad de servicio en la atención de los individuos que necesitan de sus cuidados.
  • DISCIPLINA: la enfermera (o) debe cumplir y hacer cumplir las normas establecidas por la profesión en el ejercicio profesional.

LA ATENCIÓN AL USUARIO

  • PROTEGER LA INDIVIDUALIDAD DEL USUARIO: los diversos modelos teóricos para la enfermería tienen como base fundamental el trato a la persona como un ser humano integral, al cual debe atenderse en sus aspectos biológicos y psicosocial.
  • PROTEGER AL USUARIO DE CAUSAS EXTERNAS QUE PUEDAN PRODUCIR ENFERMEDAD: en la prestación de los cuidados es deber de la enfermera (o) evitar yatrogenias por ignorancia, omisión, descuido o negligencia.

Yatrogenia: enfermedad provocada por el personal médico, por técnicas diagnósticas o terapéuticas, o por la exposición al medio ambiente hospitalario.

Omisión: consiste en no realizar una conducta para evitar un daño mayor por no ser competencia de la práctica de enfermería.

Negligencia: consiste en dejar de hacer lo que es un deber dentro de la práctica de enfermería.

  • MANTENER LAS FUNCIONES FISIOLÓGICAS DE LOS USUARIOS EN PARAMETROS NORMALES: las funciones fisiológicas normales son: alimentación, eliminación, hidratación, respiración, circulación, termorregulación, higiene, movilización, descanso y sueño. La enfermedad imposibilita al individuo para satisfacer sus necesidades básicas elementales, es allí donde la enfermera (o) aplica técnicas de enfermería para colaborar en la satisfacción de esas necesidades.
  • COLABORAR EN LA REHABILITACIÓN DEL USUARIO Y SU INCORPORACIÓN A LA COMUNIDAD: es el comportamiento moral enseñar al individuo medidas de autocuidado en salud en el hogar y la comunidad. Es responsabilidad de la enfermera (o) promover la reincorporación de los usuarios a una vida útil.



karina
http://www.colmed5.org.ar/Reglamentos/enfermeria.htm
colegio de medicos de la provincia de buenos aires. buenos aires 1991. enfermeria, ejercicio de la enfermeria, legislacion enfermeria, derechos y obligaciones de los enfermeros y enfermeras. martes 06 septiembre 2011. hora 01: 30

ENFERMERÍA. EJERCICIO DE LA ENFERMERÍA. LEGISLACIÓN ENFERMERÍA.
Sancionada: Septiembre 26 de 1991

Promulgada: Octubre 23 de 1991
Capítulo I
CONCEPTOS Y ALCANCES
Artículo 1° - En la Capital Federal y en el ámbito sometido a la jurisdicción nacional el ejercicio de la enfermería, libre o en relación de dependencia, queda sujeto a las disposiciones de la presente ley y de la reglamentación que en su consecuencia se dicte.
Artículo 2° - El ejercicio de la enfermería comprende las funciones de promoción, recuperación y rehabilitación de la salud, así como la de prevención de enfermedades, realizadas en forma autónoma dentro de los límites de competencia que deriva de las incumbencias de los respectivos títulos habilitantes.
Asimismo será considerado ejercicio de la enfermería la docencia, investigación y asesoramiento sobre temas de su incumbencia y la administración de servicios, cuando sean realizados por las personas autorizadas por la presente a ejercer la enfermería.
Artículo 3° - Reconócense dos niveles para el ejercicio de la enfermería:
a) Profesional: consistente en la aplicación de un cuerpo sistemático de conocimientos para la identificación y resolución de las situaciones de salud - enfermedad sometidas al ámbito de su competencia.
b) Auxiliar: consistente en la práctica de técnicas y conocimientos que contribuyen al cuidado de enfermería planificados y dispuestos por el nivel profesional y ejecutados bajo su supervisión.
Por vía reglamentaria se determinará la competencia específica de cada uno de los dos niveles, sin perjuicio de la que se comparta con otros profesionales del ámbito de la salud. A esos efectos la autoridad de aplicación tendrá en cuenta que corresponde al nivel profesional el ejercicio de funciones jerárquicas y de dirección, asesoramiento, docencia e investigación. Asimismo corresponde al nivel profesional presidir o integrar tribunales que entiendan en concurso para la cobertura de cargos del personal de enfermería.
Artículo 4° - Queda prohibido a toda persona que no esté comprendida en la presente ley participar en las actividades o realizar las acciones propias de la enfermería. Los que actuaren fuera de cada uno de los niveles a que se refiere el artículo 3° de la presente ley serán pasibles de las sanciones impuestas por esta ley, sin perjuicio de las que correspondieren por aplicación de las disposiciones del Código Penal.
Asimismo las instituciones y los responsables de la dirección, administración, o conducción de las mismas, que contrataren para realizar las tareas propias de la enfermería a personas que no reúnan los requisitos exigidos por la presente ley, o que directa o indirectamente las obligaren a realizar tareas fuera de los límites de cada uno de los niveles antes mencionados, serán pasibles de las sanciones previstas en la Ley 17.132 sin perjuicio de la responsabilidad civil, penal o administrativa que pudiere imputarse a las mencionadas instituciones y responsables.


Capítulo II
DE LAS PERSONAS COMPRENDIDAS
Artículo 5° - El ejercicio de la enfermería en el nivel profesional está reservado solo a aquellas personas que posean:
a) Título habilitante otorgado por universidades nacionales, provinciales o privadas reconocidas por autoridad competente.
b) Título de enfermero otorgado por centros de formación de nivel terciario no universitario, dependientes de organismos nacionales, provinciales o municipales, o instituciones privadas reconocidos por autoridad competente.
c) Título, diploma o certificado equivalente expedido por países extranjeros, el que deberá ser revalidado de conformidad con la legislación vigente en la materia o los respectivos convenios de reciprocidad.
Artículo 6° - El ejercicio de la enfermería en el nivel auxiliar, está reservado a aquellas personas que posean el certificado de Auxiliar de Enfermería otorgado por Instituciones nacionales, provinciales, municipales o privadas reconocidas a tal efecto por autoridad competente. Asimismo podrán ejercer como Auxiliares de Enfermería quienes tengan certificado equivalente otorgado por países extranjeros, el que deberá ser reconocido o revalidado de conformidad con la legislación vigente en la materia.
Articulo 7° - Para emplear el título de especialistas o anunciarse como tales, los enfermeros profesionales deberán acreditar su capacitación especializada de conformidad con lo que se determine por vía reglamentaria.
Artículo 8° - Los enfermeros profesionales de tránsito por el país contratados por Instituciones públicas o privadas, con finalidades de investigación, asesoramiento o docencia, durante la vigencia de sus contratos estarán habilitados para el ejercicio de la profesión a tales fines, sin necesidad de realizar la inscripción a que se refiere el artículo 12 de la presente.


Capítulo III
DE LOS DERECHOS Y OBLIGACIONES
Artículo 9° - Son derechos de los profesionales y auxiliares de la enfermería:
a) Ejercer su profesión o actividades de conformidad con lo establecido por la presente ley y su reglamentación.
b) Asumir responsabilidades acordes con la capacitación recibida, en las condiciones que determine la reglamentación.
c) Negarse a realizar o colaborar en la ejecución de prácticas que entren en conflicto con sus convicciones religiosas, morales o éticas, siempre que de ello no resulte un daño inmediato o mediato en el paciente sometido a esa práctica.
d) Contar, cuando ejerzan su profesión bajo relación de dependencia laboral o en función pública, con adecuadas garantías que aseguren y faciliten el cabal cumplimiento de la obligación de actualización permanente a que se refiere el inciso e) del artículo siguiente.
Artículo 10° - Son obligaciones de los profesionales o auxiliares de la enfermería:
a) Respetar en todas sus acciones de dignidad de la persona humana, sin distinción de ninguna naturaleza.
b) Respetar en las personas el derecho a la vida y a su integridad desde la concepción hasta la muerte.
c) Prestar la colaboración que le sea requerida por las autoridades sanitarias en caso de epidemias, desastres u otras emergencias.
d) Ejercer las actividades de la enfermería dentro de los límites de competencia determinados por esta ley y su reglamentación.
e) Mantener la idoneidad profesional mediante la actualización permanente, de conformidad con lo que al respecto determine la reglamentación.
f) Mantener el secreto profesional con sujeción a lo establecido por la legislación vigente en la materia.
Artículo 11° - Les está prohibido a las profesionales y auxiliares de la enfermería:
a) Someter a las personas a procedimientos o técnicas que entrañen peligro para la salud.
b) Realizar, propiciar, inducir o colaborar directa o indirectamente en prácticas que signifiquen menoscabo de la dignidad humana.
c) Delegar en personal no habilitado facultades, funciones o atribuciones privativas de su profesión o actividad.
d) Ejercer su profesión o actividad mientras padezcan enfermedades infectocontagiosas o cualquier otra enfermedad inhabilitante, de conformidad con la legislación vigente, situación que deberá ser fehacientemente comprobada por la autoridad sanitaria.
e) Publicar anuncios que induzcan al engaño del público.
Particularmente les está prohibido a los profesionales enfermeros actuar bajo relación de dependencia técnica o profesional de quienes solo estén habilitados para ejercer la enfermería en el nivel de auxiliar.






PROYECTO DE CODIGO DE ETICA PARA LAS ENFERMERAS MEXICANAS

El profesional de enfermería tiene una sólida formación basada en fundamentos técnicos-científicos, humanísticos y éticos que le permiten desempeñar su ejercicio con calidad y libre de riesgos. Durante su formación adquiere conocimientos, habilidades y atributos para ejercer la enfermería y en ese sentido las instituciones educativas tienen como función asegurar a la sociedad el tipo de cualidades que requiere un profesionista para ejercer su práctica, como una garantía de interés público regulado por las instituciones; por lotanto el título y la cédula profesional se constituyen en un requisito indispensable para ejercer la práctica de la enfermer la en México. Como resultado de su educación formal, la enfermera se encuentra identificada con los más altos valores morales y sociales de la humanidad y comprometida con aquellos que en particular propician una vida digna, justa e igualitaria. El profesional de enfermería adquiere el compromiso de observar normas legales y morales pararegular su comportamiento; así sus acciones, decisiones y opiniones tratarán de orientarse en el marco del deber ser para una vida civilizada, respetando loque considere deseable, conveniente y que sea para bien de la sociedad, de su profesión, de los usuarios de los servicios de enfermería y de sus colegas. Es importante mencionar que la observancia de la ética es una responsabilidad personal, de conciencia y de voluntad para estar en paz consigo mismo. Por lo tanto el profesionista seadhiere a un código de ética por el valor intrínseco que tiene el deber ser y en razón del valor que el mismo grupo de profesionistas le otorgue. Es importante instituir un código de ética para rescatar los valores heredados y hasta el momento identificados en la tradición humanista; un código que inspire respeto a la vida, a la salud, a la muerte, a la dignidad, al medio ambiente, a las creencias e ideas delos demás. Un código que resalte los atributos y valores congruentes con la profesión y asumidos por el Consejo Internacional de Enfermeras.No obstante que la Ley Reglamentaria del Articulo 50 Constitucional relativo al ejercicio de las profesiones, contiene los ordenamientos legales que norman la práctica profesional en México, además de la existencia de otras leyes y reglamentos en el área de la salud que determinan el ejercicio profesional de enfermería, es importante orientar y fortalecer la responsabilidad ética de la enfermera, precisando sus deberes fundamentales y las consecuencias morales que hay que enfrentar en caso de violar alguno de los principios éticos que se aprecian en la profesión y que tienen un impacto de conciencia más fuerte que las sanciones legales en la vida profesional. Ante la interrogante ¿para qué un código de ética para enfermeras? es importante recordar que un Código de Ética Profesional es: un documento que establece en forma clara los principios éticos, deberes y obligaciones que guían el buen desempeño profesional; exige excelencia en sus estándares para la práctica, mantiene una estrecha relación con la ley de ejercicio profesional y determina las normas mínimas aceptadas por ambos para evitar discrepancias.1 Un código de ética hace explícitas las metas principales, los valores y obligaciones de la profesión. Tiene como función tocar y despertar la conciencia del profesionista para que el ejercicio profesional se desarrolle en un ámbito de legitimidad y autenticidad en beneficio de la sociedad, así como combatir la deshonestidad en la práctica profesional, sin perjuicio de las normas jurídicas plasmadas en las leyes que regulan el ejercicio de todas
las profesiones.2 Para su mejor comprensión un código de ética debe contar con un marco conceptual y una declaración de principios que sirvan de base para contextualizar los deberes plasmados en el desarrollo del capitulado en el que se precisan los deberes de la enfermera para con las personas, los deberes como profesionista y para con sus colegas y su profesión, así como, los deberes para con la sociedad. El compendio de los deberes que los profesioales de la enfermería asumen al aceptar como suyo un código de ética se resume en el denominado Decálogo. Hoy por hoy la Comisión Interinstitucional de Enfermería en su carácter propositivo e integrador de todos los esfuerzos que desarrollan los diferentes grupos de enfermería mexicana en el ámbito nacional ofrece, para su conocimiento y en su caso aceptación y cumplimiento de la comunidad de enfermería, el presente documento que concluye la iniciativa asumida por el Colegio Mexicano de Licenciados en Enfermería (COMLE), en la conformación del Código de Ética para la práctica de la Enfermería Mexicana, mismo que fue socializado a nivel nacional en la Asamblea del Colegio Nacional de Enfermeras y en las instituciones educativas y de salud.

Informacion de:
http://www.imss.gob.mx/NR/rdonlyres/A2B23832-FC5F-4A1A-AA96-174FFCF46C22/0/1_2734.pdf
-Karen Zarazua.






CÓDIGO DE ÉTICA PARA ENFERMERÍA

INTRODUCCION

Todo arte y toda investigación y del mismo modo toda acción y elección parecen tender a algún bien, por eso se ha dicho con razón que el bien es aquello a lo que tienden todas las cosas. Aristóteles

La condición fundamental para el logro del desarrollo integral de toda sociedad es el bienestar que conlleva a la salud de todos los ciudadanos. En nuestro país se viene haciendo un reclamo de la mayor justicia, para contar con la mejor calidad de los servicios de salud ya sean públicos o privados. Este reclamo obliga a los profesionales que interactúan en la atención a la salud a encontrar alternativas de mejoramiento en su saber, en su práctica y en la forma de asumir la responsabilidad ética que les corresponde. En este sentido el profesional de enfermería tiene una sólida formaciónbasada e fundamentos técnicos científicos, humanísticos y éticos que le permiten desempeñar su ejercicio con calidad y conciencia profesional. Durante su formación adquiere conocimientos, habilidades y atributos para ejercer la enfermería y en ese sentido las instituciones educativas tienen como función asegurar a la sociedad el tipo de cualidades que requiere un profesionista para ejercer su práctica formal, como una garantía de interés público regulado por las instituciones, por lo tanto, el título y la cédula profesional constituyen una requisito indispensable para ejercer la práctica profesional de la enfermería en México. Como resultado de su educación formal, la enfermera se encuentra identificada con los más altos valores morales y sociales de la humanidad y comprometida con aquellos que en particular propician una convivencia de dignidad y justicia e igualdad. El profesional de enfermería adquiere el compromiso de observar normas legales y éticas para regular su comportamiento; así sus acciones, decisiones y opiniones tratarán de orientarse en el marco del deber ser para una vida civilizada, respetando lo que se considera deseable y conveniente para bien de la sociedad, de la profesión, de los usuarios de los servicios de enfermería y de los mismos profesionistas. Es importante mencionar que la observancia de las normas éticas es una responsabilidad personal, de conciencia y de voluntad para estar en paz consigo mismo. Por lo tanto, el profesionista se adhiere a un código de ética por el valor intrínseco que tiene el deber ser y en razón del valor que el mismo grupo de profesionistas le otorgue. Un código de ética hace explícitos los propósitos primordiales, los valores y obligaciones de la profesión. Tiene como función tocar y despertar la conciencia del profesionista para que el ejercicio profesional se constituya en un ámbito de legitimidad y autenticidad en beneficio de la sociedad, al combatir la deshonestidad en la práctica profesional, sin perjuicio de las normas jurídicas plasmadas en las leyes que regulan el ejercicio de todas las profesiones. En enfermería es importante contar con un código ético para resaltar los valores heredados de la tradición humanista, un código que inspire respeto a la vida, a la salud, a la muerte, a la 2 dignidad, ideas, valores y creencias de la persona y su ambiente. Un código que resalte los atributos y valores congruentes con la profesión y que asimismo han sido propuestos por el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE).La Ley Reglamentaria del Artículo 5° Constitucional relativo al Ejercicio de las Profesiones, contiene los ordenamientos legales que norman la práctica profesional en México. Además existen otras leyes y reglamentos en el área de la salud que determinan el ejercicio profesional de enfermería. No obstante, es importante orientar y fortalecer la responsabilidad ética de la enfermera. Precisando sus deberes fundamentales y las consecuencias morales que hay que enfrentar en caso de violar alguno de los principios éticos que se aprecian en la profesión y que tienen un impacto de conciencia más fuerte que las sanciones legales en la vida profesional. Es importante recordar que un código de ética profesional es un documento que establece en forma clara los principios morales, deberes y obligaciones que guían el buen desempeño profesional. Esto exige excelencia en los estándares de la práctica, y mantiene una estrecha relación con la ley de ejercicio profesional que determina las normas mínimas aceptadas por ambos para evitar discrepancias. Para su mejor comprensión un código de ética debe utilizar un lenguaje claro, contar con un marco conceptual y una declaración de principios que sirvan de base para contextualizar el desarrollo del capitulado en el que se precisan los deberes de la enfermera para con las personas, los deberes como profesionista para con su colegas y su profesión, así como los deberes para con la sociedad. El compendio de los deberes que los profesionistas de la enfermería asumen al aceptar como suyo un código de ética se resume en el denominado Decálogo. Con motivo de la Cruzada Nacional por la Calidad de los Servicios de Salud que la Secretaría de Salud emprende en esta gestión, y en la cual el Código de Ética se constituye en un imperativo para fortalecer el comportamiento ético de los profesionales de la salud y con ello contribuir a mejorar la calidad de los servicios, la Comisión Interinstitucional de Enfermería, en su carácter propositivo e integrador de todos los esfuerzos que desarrollan los diferentes grupos de la enfermería en el ámbito nacional, presenta para su conocimiento y en su caso aceptación y cumplimiento por la comunidad de enfermería, el presente documento que concluye la iniciativa asumida por el Colegio Mexicano de Licenciados en Enfermería (COMLE), mismo que socializó en tres versiones a nivel nacional en diferentes instituciones educativas y de salud, así como en la Asamblea del Colegio Nacional de Enfermeras. Con la misma intención, la Comisión Interinstitucional trabajó dicho documento y lo socializó a nivel nacional en las Comisiones Interinstitucionales de los estados de la república y en el Distrito Federal en la mayoría de los hospitales e institutos del sector salud.

MARCO CONCEPTUAL
La ética como disciplina de la filosofía es la aplicación de la razón a la conducta, exige reflexionar y juzgar individualmente sobre el deber de cada momento y circunstancia concreta. Es la reflexión de lo que se debe hacer porque está bien, por tanto es la valoración para tomar una decisión libre y actuar en sentido del bien universal. Esta reflexión es intransferible, pues en la ética cada hombre se obliga por su condición humana al bien propio y al de sus semejantes. La reflexión ética en un sentido estricto alude al bien como fin último del todos los hombres, para preservar la vida, la integridad y la libertad del ser humano. Estudia al hombre en la concreción y responsabilidad de sus actos. La conciencia ética debidamente formada es el fundamento del deber ser como ideal de la conducta, que significa el comportamiento ético. La ética como ciencia aplicada se sustenta en los principios universales del bien, válidos en cualquier circunstancia de tiempo y de lugar. El objeto material de la ética es el acto humano, es decir el acto realizado consciente y libremente. Su objeto formal es la rectitud moral; de esta manera laética persigue con el acto el fin bueno. Para que un acto sea considerado como bueno o moral debe de realizarse conforme a la naturaleza humana, por lo tanto la ética estudia la moralidad de los actos humanos. El acto humano se concibe con el ejercicio de las facultades del razonamiento, la libertad y la voluntad, lo que implica la realización de un acto responsablemente. En él lo más esencial es la intencionalidad, es decir el hombre como dueño de su voluntad y su libertad se conduce con conocimiento y responsabilidad, el actuar así lo hace comportarse como persona. De esta manera los actos humanos que sancionan la ética y la moral están determinados por el conocimiento, la voluntad, la aceptación y la responsabilidad. Los seres humanos durante todos los tiempos se han regido por las exigencias, principios y valores que sustentan el comportamiento humano en forma individual o colectiva. La ética hace referencia a estas exigencias a través del ejercicio de la libertad y de la responsabilidad de los actos realizados, por ello se le llama acto humano, porque fue razonado; éste compromete porque involucra la voluntad y libertad para decidir, esta característica es en sí misma exclusiva del ser humano. La moral considerada como regla de conducta es el conjunto de comportamientos y normas que algunos suelen aceptar como válidos, porque son los deberes y obligaciones para con la sociedad. La palabra moral etimológicamente tiene que ver con las costumbres y con las disposiciones sociales, que pueden ser esencialmente malas o inmorales por muy válidas y aceptadas que éstas se presenten. La moral debe guiar la conducta humana en los comportamientos cotidianos de acuerdo a los principios y valores de un grupo determinado. Apela a las propias convicciones del individuo y se relaciona directamente con el quehacer humano haciendo referencia al bien y al mal. Marca las directrices que dentro del grupo son aceptadas como buenas, por consiguiente, se puede decir que la moral es la regla de las costumbres dirigidas o encaminadas hacia el bien de las personas. La conciencia moral u órgano axiológico de lo ético va más allá de la mera complacencia o convicción personal, en tanto que juzga el bien o el mal de lo hecho y a la bondad o maldad de quien lo hace, porque el hombre siempre elige un bien pero en ocasiones no elige bien. El bien del hombre consiste en orientar su conducta hacia el perfeccionamiento como persona, el cual requiere de la moral para normar su actuación dentro del grupo, ya que de ella emanan las directrices que le permitirán actuar hacia el bien común, proporcionándole paz, armonía y tranquilidad de conciencia para vivir dentro de la sociedad. Así resulta que la moral no es restricción, limitación o prohibición, sino más bien afirmación, elevación, expansión y planificación. A la persona humana se le reconoce por su actuación consciente expresada en los múltiples actos de su vida, todos condicionados por los valores que en ética se derivan del principio del respecto igual y recíproco a la dignidad humana. Considerando que la dignidad es el carácter de lo que tiene de valor la persona en sí y por sí; es el valor peculiar que todo hombre tiene como persona en tanto que es racional, perfectible, inviolable, único, autónomo y sensible por lo cual merece todo respeto. Así la dignidad debe entenderse como la suma de derechos y como el valor particular que tiene la naturaleza humana por tener un libre uso de la razón y del juicio que da la inteligencia. La dignidad, por ser un valor inviolable que tiene esencialmente todos y cada uno de los seres humanos, independientemente de sus atributos accidentales, no tiene precio, no es comparable en ningún sentido con las cosas materiales que tienen un precio y que nunca equivaldrán al valor que la propia naturaleza concedió al hombre como ser de razón, insustituible e irrepetible, capaz de expresarse en actos de afecto, simpatía y amistad.

PRINCIPIOS

De este modo, para los fines específicos de este código, se requiere una definición clara de principios éticos fundamentales que serán necesarios para el apego y desempeño correcto en todas las intervenciones de enfermería, encaminadas a restablecer la salud de los individuos, basadas en el conocimiento mutuo y con respeto de la dignidad de la persona que reclama la consideración ética del comportamiento de la enfermera.
Beneficencia y no maleficencia.- Se entiende como la obligación de hacer el bien y evitar el mal. Se rige por los siguientes deberes universales: hacer o promover el bien y prevenir, apartar y no infringir daño o maldad a nada. Si al aplicar este principio no se tienen las condiciones, medios o conocimientos para hacer el bien, se debe elegir el menor mal evitando transgredir los derechos fundamentales de la persona, los cuales están por encima de la legislación de los países y de las normas institucionales. Para la aplicación de este principio se debe buscar el mayor bien para la totalidad: esto tiene una aplicación individual y social.
Justicia.- La justicia en la atención de enfermería no se refiere solamente a la disponibilidad y utilización de recursos físicos y biológicos, sino a la satisfacción de las necesidades básicas de la persona en su orden biológico, espiritual, afectivo, social y psicológico, que se traducen en un trato humano. Es un valor que permite ser equitativo en el actuar para la satisfacción de las necesidades sin distinción de la persona. Este principio permite aclarar y dar crédito a muchas situaciones desde aspectos generales y organizativos, como la asistencia institucional hasta la presencia de numerosas iniciativas sociales para otorgar con justicia los servicios de salud.
Autonomía.- Significa respetar a las personas como individuos libres y tener en cuenta sus decisiones, producto de sus valores y convicciones personales. Con este principio se reconoce el deber de respetar la libertad individual que tiene cada persona para determinar sus propias acciones. El reconocimiento de la autonomía de la persona se da ética y jurídicamente con el respeto a la integridad de la persona y con el consentimiento informado en el que consta, preferiblemente por escrito si el paciente está consciente, que comprende la información y está debidamente enterado en el momento de aceptar o rechazar los cuidados y tratamientos que se le proponen. A través del consentimiento informado se protege y hace efectiva la autonomía de la persona, y es absolutamente esencial de los cuidados de enfermería.
Valor fundamental de la vida humana.- Este principio se refiere a la inviolabilidad de la vida humana, es decir la imposibilidad de toda acción dirigida de un modo deliberado y directo a la supresión de un ser humano o al abandono de la vida humana, cuya subsistencia depende y está bajo la propia responsabilidad y control. El derecho a la vida aparece como el primero y más elemental de todos los derechos que posee la persona, un derecho que es superior al respeto o a la libertad del sujeto, puesto que la primera responsabilidad de su libertad es hacerse cargo responsablemente de su propia vida. Para ser libre es necesario vivir. Por esto la vida es indispensable para el ejercicio de la libertad.
Privacidad.- El fundamento de este principio es no permitir que se conozca la intimidad corporal o la información confidencial que directa o indirectamente se obtenga sobre la vida y la salud de la persona. La privacidad es una dimensión existencial reservada a una persona, familia o grupo. El principio de privacidad tiene ciertos límites por la posible repercusión personal o social de algunas situaciones de las personas al cuidado de la enfermería, y el deber de ésta de proteger el bien común, sin que esto signifique atropellar la dignidad de la persona a su cuidado.
Fidelidad.- Entendida como el compromiso de cumplir las promesas y no violar las confidencias que hacer una persona. Las personas tienden a esperar que las promesas sean cumplidas en las relaciones humanas y no sean violadas sin un motivo poderoso. No obstante, a veces pueden hacerse excepciones, cuando el bien que se produce es mayor que el cumplimiento de las mismas o cuando el bienestar de la persona o de un tercero es amenazado; pero es importante que estas excepciones las conozca la persona al cuidado de enfermería.
Veracidad.- Se define como el principio ineludible de no mentir o engañar a la persona. La veracidad es fundamental para mantener la confianza entre los individuos y particularmente en las relaciones de atención a la salud. Por lo tanto, las enfermeras tienen el deber de ser veraces en el trato con las personas a su cuidado y con todo lo que a ella se refiera.
Confiabilidad.- Este principio se refiere a que el profesional de enfermería se hace merecedor de confianza y respeto por sus conocimientos y su honestidad al trasmitir información, dar enseñanza, realizar los procedimientos propios de su profesión y ofrecer servicios o ayuda a las personas. La enfermera debe mantener y acrecentar el conocimiento y habilidades para dar seguridad en los cuidados que brinda a las personas y a la comunidad.
Solidaridad.- Es un principio indeclinable de convivencia humana, es adherirse con las personas en las situaciones adversas o propicias, es compartir intereses, derechos y obligaciones. Se basa en el derecho humano fundamental de unión y asociación, en el reconocimiento de sus raíces, los medios y los fines comunes de los seres humanos entre sí. Las personas tienen un sentido de trascendencia y necesidad de otros para lograr algunos fines comunes. La solidaridad debe lograrse también con personas o grupos que tienen ideas distintas o contrarias, cuando estos son un apoyo necesario para lograr un beneficio común. Este principio es fundamental en la práctica de enfermería ya que en todas las acciones que se 9 realizan para con las personas se parte de la necesidad de asociarse para el logro del bien común y la satisfacción mutua.
Tolerancia.- Este principio hace referencia a admitir las diferencias personales, sin caer en la complacencia de errores en las decisiones y actuaciones incorrectas. Para acertar en el momento de decidir si se tolera o no una conducta, la enfermera debe ser capaz de diferenciar la tolerancia de la debilidad y de un malentendido respeto a la libertad y a la democracia. También debe saber diferenciar la tolerancia de la fortaleza mal entendida o de fanatismo.
Terapéutico de totalidad.- Este principio es capital dentro de la bioética. A nivel individual debe reconocerse que cada parte del cuerpo humano tiene un valor y está ordenado por el bien de todo el cuerpo y ahí radica la razón de su ser, su bien y por tanto su perfección. De este principio surge la norma de proporcionalidad de la terapia. Según ésta, una terapia debe tener cierta proporción entre los riesgos y daños que conlleva y los beneficios que procura.
Doble efecto.- Este principio orienta el razonamiento ético cuando al realizar un acto bueno se derivan consecuencias buenas y malas. Se puede llegar a una formulación sobre la licitud de este tipo de acciones partiendo de: – Que la acción y el fin del agente sea bueno; – Que el efecto inmediato a la acción no obstante no sea bueno, exista una causa proporcionalmente grave.

Bibliografía


conamed. (09 de 02 de 2010). Conamed. Recuperado el 06 de 09 de 2011, de http://www.conamed.gob.mx/prof_salud/pdf/codigo_enfermeras.pdf

Ernesto Roman